Valle de Ángeles, un encantador rincón turístico

El clima perfecto, sus atractivos culturales, gastronómicos y turísticos han hecho de Valle de Ángeles un verdadero paraíso, que está al alcance de los capitalinos y quienes viven en Francisco Morazán, pues por su ubicación tan cercana son muchos los que visitan el pintoresco destino.

Se ubica a tan solo 22 kilómetros de distancia de la ciudad capital, el acceso hasta el municipio está en las mejores condiciones, ya que por su carretera completamente asfaltada, permite que el viaje sea más rápido.

Son muchos los extranjeros como residentes del país que acuden a visitar el hermoso municipio y desde que fue declarado como un Pueblo con Encanto, han sido más los interesados en descubrir sus bellezas turísticas.

Historia de Valle de Ángeles

Para el año de 1791 el lugar formaba parte del Curato de Santa Lucía, donde era conocido con el nombre de “El Cimarrón” o “La Marranera”. En aquel entonces el lugar solo contaba 44 residentes de origen español.

Fue el 1 de abril de 1862 que cambió el nombre del lugar llamado entonces como “La Marranera”, aunque otros dicen que se le conocía con el nombre de Cimarron. Fue días después que el Obispo Juan de Jesús Zepeda lo llamó Valle de Ángeles.

Para el año 1865 el lugar fue elevado a la categoría de municipio bajo el nombre Valle de Ángeles, mismo que perduraría hasta los tiempos y ahora siendo conocido por muchos hondureños y extranjeros.

Los habitantes de este municipio aprovechan de los atractivos turísticos que tienen para mostrarlos a quienes les visitan, lo cual logran a través de actividades culturales y tradicionales como ser diferentes ferias que se desarrollan a lo largo del año.

Ferias y celebraciones

Entre esas ferias y actividades podemos mencionar la feria patronal e honor a San Francisco de Asís que se desarrolla a partir del 4 de octubre de cada año, y es un acto organizado por las autoridades religiosas del municipio, con el apoyo de la Alcaldia Municipal.

Asimismo, se desarrolla la Feria del Elote, actividad que fue creada con la intención de apoyar a las mujeres microempresarias dedicadas a este rubro, del cual se sustenta a más de 50 familias del bello municipio.

Luego está La Feria Cultural, que da inicio una semana después de la Feria Patronal y a la que se unen diferentes artesanos, alfareros, grupo de mujeres organizadas, jóvenes de la comunidad y empresarios de la zona, que se involucran para dar a conocer por medio de la actividad, el potencial turístico y empresarial.

Y cada 1 de enero de cada año los habitantes de Valle de Ángeles celebran el Aniversario del Municipio, el cual festeja con actividades culturales, artísticas y gastronómicas que se desarrollan durante todo un fin de semana. Esta festividad es una de las que más registra visitas turísticas.

También para Semana Santa, la gente de Valle de Ángeles se prepara junto a la Iglesia Católica para elaborar las tradicionales alfombras que tanto gustan a turistas que acuden a admirarlas y a tomar algunas fotografías para el recuerdo.

Valle de Ángeles posee ciertas características que lo hacen un municipio de Francisco Morazán único y especial, por ejemplo, existe aquí un clima muy fresco y bastante agradable que hacen que todos quieran visitarlo por las óptimas condiciones climáticas que se mantienen durante todo el año.

Otra de las cualidades únicas es que el municipio cuenta con árboles de liquidambar, pinos y cartuchos que le dan un aspecto muy particular y diferente. Y en cuanto a su fauna, poseen una gran cantidad de aves, entre ellas resaltan, las bonitas golondrinas.

¡Actividades que puedes disfrutar en Valle de Ángeles!

Y todo no termina ahí, Valle de Ángeles tiene en todo su territorio más de 30 restaurantes en diferentes puntos, los cuales ofrecen lo mejor en comidas típicas, pupusas, baleadas, pastas, churros franceses, entre mucho más.

La venta de artesanías también es algo que predomina con mucha fuerza en el municipio, hay quienes viajan hasta Valle de Ángeles solo para llevarse a casa alguna de las artesanías que solo su gente sabe elaborar. Todo el que visita Valle de Ángeles no puede marcharse sin un souvenir.

Entre esas artesanías destacan: cuero, madera, alfarería, la pintura en vidrio, bisutería, reciclaje, y mucho más que puede encontrarse en diferentes tiendas y pabellones artesanales de la ciudad.

La gente de Valle de Ángeles posee un sentido cultural muy arraigado, tanto que han formado diferentes grupos artísticos para dar a conocer su talento, entre esos grupos están: Conjuntos tradicionales de cuerda, cuadro de danza folclórico de adulto mayo e infantil, zancos, gigantones y grupos de teatro.

Y si pensaste que Valle de Ángeles solo era cultura y gastronomía, pues no, ya que en su interior también ofrece diferentes destino turísticos para divertirse. Entre ellos están: Sendero las Golondrinas, Las Minas del Socorro, Las Cascadas del Torno, Parque El Obrero, actividades de parapentismo, el Mirador Liquidambar, plazas y edificios históricos, senderismo, miradores en varias aldeas, zonas protegidas, ríos y lagunas.

Simple y sencillamente el lugar es un rinconcito de Honduras que no tiene nada que envidiar a lugares de otros países, es como una joya para los hondureños y lo mejor de él es que todo lo que posee esta para los hondureños como a la vuelta de la esquina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas Relacionadas